Luciérnagas de óxido de cromo (III). Oxidación catalítica del amoniaco

El óxido de cromo finamente pulverizado y caliente cataliza fácilmente la oxidación del amoniaco gaseoso. La reacción es tan exotérmica que el óxido de cromo se vuelve incandescente. El efecto recuerda a muchas luciérnagas volando en la oscuridad.

El proceso produce calor y un efecto muy llamativo que recuerda a las luciérnagas volando. Se debe al polvo de óxido de cromo que, en la atmósfera de amoniaco, y al catalizar tal óxido esta reacción tan endotérmica, se vuelve incandescente.

Deja una respuesta

Related Posts