Un billete que no arde. Experimento de presión de vapor

El papel de los billetes de banco está compuesto de celulosa, un compuesto de origen vegetal (algodón en el caso de billetes de euro) que arde muy fácilmente. La celulosa en sí es un material muy barato, pero en forma de billete adquiere un valor considerable, por lo que, ¿quién estaría dispuesto a aplicarle una llama?

Deja una respuesta

Related Posts