catedra

El movimiento Browniano es una de esas cosas que en cuanto me la explicaron se me quedó grabada a fuego. Tanto, que de hecho mi trabajo de fin de máster trató sobre movimiento Browniano (con interacciones atractivas). Hay algo que me hipnotiza en esa idea de mogollones de partículas dándose golpes caóticamente… y creo que es que me recuerda a esos conciertos de metal que tanto me gustan.

En un (desesperado) intento por contagiar esta fascinación por las partículas bailarinas, y aprovechando que otros físicos locos ya han estudiado los mosh-pits desde un punto de vista científico, he preparado este vídeo. En él hago un breve repaso por la historia del movimiento Browniano y cómo podemos compararlo con el pogo. ¿Juntar metal y física? ¿Otra vez? ¡Demonios, sí!

En la descripción del vídeo he dejado un par de enlaces a más información sobre el movimiento Browniano, simulaciones y otras cosicas. Perfecto para echarle un vistazo mientras suenan guitarras distorsionadas y un doble pedal atronador.

Deja una respuesta