catedra

Ya casi estamos en verano y mucha gente decide perder peso de forma rápida. para ello, una de las soluciones mágicas que aparece por todas partes estas semanas es «depurarse», «detoxificarse«. Pero, ¿realmente necesitamos detoxificarnos?

Existen infinidad de cosas que, supuestamente, puedes hacer para detoxificarte: dietas, ayunos, suplementos, masajes, potingues varios y prácticas estrafalarias. Pero, además de que no están basadas en la evidencia científica y de que te harán ganar más peso del que puedas perder (el famoso efecto rebote), suponen peligros. Por ejemplo, perder peso sí, pero a base de perder músculo.

Además, hay que tener en cuenta que muchos de estos planes proponen tomar diuréticos y laxantes. Es decir, utilizar medicamentos que pueden alterar nuestra salud si los tomamos por nuestra cuenta, sin necesidad y sin control médico.

Si queréis saber más sobre estas dietas y planes, y los peligros que pueden suponer, echadle un ojo al video.

Deja una respuesta