Aprende las Leyes de Mendel jugando a Mendelius

¿Por qué nos parecemos a nuestros padres? ¿Por qué algunas características parecen heredarse y otras no? ¿Qué probabilidad hay de que nuestros hijos tengan los ojos de color azul? La respuesta a estas preguntas reside en nuestra información genética y en cómo ésta se transmite de generación en generación. Esta transmisión se rige por unas reglas básicas, las llamadas Leyes de Mendel, que el monje agustino Gregor Mendel postuló en el año 1866 basándose en sus estudios con guisantes. Mendelius es un juego de cartas que sirve para aprender estas leyes pasando un rato divertido en compañía de otros jugadores. Está recomendado para jugadores de 4º de ESO en adelante, aunque es apto para todas las edades y basta con tener ganas de divertirse aprendiendo las reglas elementales que controlan la herencia. Puedes jugar desde nuestra web (www.mendelius.com), adquiriendo una baraja física o descargándote la app gratuita para dispositivos Android.

 

 

En lugar de guisantes, en este juego usaremos el color de la piel de tres familias de Mendelius: la familia roja, la blanca y la ocre. Este carácter está determinado por un gen con dos alelos: R y B causantes del color rojo y blanco, respectivamente. Con una mecánica muy semejante a la de otros juegos de cartas como el Continental o el Chinchón, nuestra misión será realizar los cruzamientos exigidos en cada una de las siete rondas de que consta el juego antes que nuestros rivales. Eso sí: ¡recuerda respetar las proporciones previstas por Mendel! Pero tranquilo, no estarás solo en tu misión. Cuentas con la ayuda del comodín, que puede ser sustituido por cualquier carta ¿Adivinas qué personaje está representado en esta carta? Toda la información aquí.