La química del amor: Sodio y Cloro

La química del amor. Sodio y cloro se complementan a la perfección en este enlace iónico. Sodio le cede un electrón a Cloro, de modo que ambos tienen la última órbita electrónica completa. Ilustración de Pablo Bustos.