Cómo entran muchas birras

Unas cuantas moléculas de etanol fiesteras (alcohol) atraviesan el esófago, pasan por el estómago, se pierden por las callejuelas del intestino delgado, pasan por la autospista de la vena porta y por fin llegan a la entrada de la disco del hígado. Allí, la alcohol deshidrogenasa y la aldehido deshidrogenasa, los seguratas, controlan el paso y el metabolismo del alcohol. Todo parece estar bajo control… hasta que se sobrepasa el aforo.