Científicas, Rachel Carlson

Es algo sano y necesario volver la mirada a la tierra y, al contemplar sus bellezas, reconocer el asombro y la humildad. Ilustración de Pelopantón.

Rachel Carlson